Gotelé

Es de los acabados más económicos, por su rapidez y su gran capacidad para disimular imperfecciones y fallos.

Es una alternativa al plástico liso si lo aplicamos muy fino, y queda bastante bien.

Pero, si tenéis una vivienda para alquilar, es lo mejor y lo más sufrido si lo plastificas encima.